OVINO




La explotación de ovino de raza Manchega se adapta al medio y desciende de la ovejas que los pastores sacaban para aprovechar los rastrojos de los campos de Tinajeros hace más de 100 años.

En la actualidad las ovejas en producción de leche están estabuladas en naves con la adecuada ventilación y luz y sujetas a raciones de alimentación basadas fundamentalmente en los productos de la finca.

Avena, triticale en forma de silos o de forrajes, heno de guisantes, paja de trigo de regadío, alfalfa, cebada y maíz son producidos en su 100% en las parcelas agrícolas de la explotación. Cebadilla, pulpa de naranja son destríos provenientes de regiones cercanas y finalmente la soja que por necesidad proviene de importación.

Los animales son alimentados dos veces al día. El carro unifeed fabrica diariamente la ración con precisión al contar con báscula incorporada y ordenador de pesada que indica al operario las cantidades que ha de poner en cada ocasión.


Las instalaciones, en su mayor parte, son las mismas que se construyeron en el año 1970, aunque lógicamente remodeladas y adaptadas a las necesidades actuales.
La sala de ordeño con brazos robotizados, 2*36 de línea alta, informatizada y con dos puertas de selección y facilita los movimientos del ganado sin que sufran estrés por la intervención manual. El trabajador se limita a vigilar que funciona correctamente.


Los corderos son amamantados por sus madres alternándose con la producción de leche. Las futuras madres son elegidas entre las mejores ovejas gracias a todos los datos e información acumulados.

Los corderos machos y las corderas que no son elegidas se engordan en la explotación, preferentemente con cereal y paja proveniente de nuestros campos para finalmente ser sacrificados y distribuidos en la zona. Son los famosos “Corderos Manchegos” con denominación de origen. En nuestra zona, el cordero que se come no es "lechal", sino cordero "recental" de aproximadamente 13 kgs de canal.


Toda la leche se destina a la confección del prestigioso “Queso Manchego”. La leche es recogida a diario para ser transportada a una fábrica cercana.

La granja consume el 50% de su energía eléctrica proveniente de paneles solares, el agua caliente de las amamantadoras también es calentada por paneles solares, el agua caliente para la limpieza de la sala de ordeño en su mayor parte proviene del aprovechamiento del excedente de calor de los tanques de enfriamiento de la leche y finalmente la leche recién ordeñada, antes de caer a los tanques de frío pasa por un intercambiador de placas que la pre enfría con agua que proviene del pozo y que posteriormente sirve para abastecer a los animales.